Encuentra tu grado ideal sin desesperarte en el intento

Elegir grado es un proceso complicado que consta de varias fases.

La más difícil posiblemente sea la de saber realmente qué quieres, el momento de tomar una decisión. Para hacerlo bien, tendrás que valorar distintos aspectos. En estos posts que abordan, principalmente, qué te interesa y qué se te da bien, encontrarás varios puntos que tienes que tener en cuenta cuando estés dudando entre varias titulaciones.

Una vez que hayas analizado lo que quieres, tendrás que buscar información sobre los distintos grados y universidades, para saber cuál es el que más se adapta a tus preferencias y habilidades.

Acceder a la información es fácil, pero si se hace de forma precipitada o mediante las vías o fuentes erróneas, no nos proporcionará la solución que necesitamos.

Te damos tres puntos de inicio para que comiences a buscar:

Pidiendo asesoramiento al orientador de tu centro.

El orientador, ese gran desconocido. No dudes en acudir a él cuando tengas dudas en la elección de tu grado, porque conoce bastante bien el proceso de toma de decisiones y puede asesorarte sobre habilidades a tener en cuenta, aspectos a valorar, qué tipo de grados son más adecuados con determinadas actitudes, etc.

A través de las visitas a universidades.

Todas las universidades tienen departamentos de orientación e información para futuros alumnos/as. Seguro que si acudes a ellos, te darán datos de primera mano que te resultarán muy útiles.

Visitando las webs de las distintas universidades.

En internet dispones de gran cantidad de información, pero si no sabes antes qué tienes que buscar, posiblemente te desesperes sin haber encontrado lo que necesitas.

Organízate de la siguiente manera:

  1. Antes de comenzar a buscar, decide sobre qué grados quieres informarte.
  2. Localiza en qué universidades están y entra en sus páginas. En esta fase, tendrás que fijarte en las metodologías que utilizan, programa de estudios, las prácticas que ofrezcan en empresas, el sistema de becas y ayudas del que disponen, etc.
  3. Por último, valora la calidad de atención del centro: conócelo si puedes y pregunta a tu entorno.

Por aquí tenemos a un grupo de expertos en orientación, así que si te queda alguna duda, ¡somos todo oídos!

Imagen: Stéfan

 

 

Comparte este artículo

Sobre el autor: Qué estudiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *